jueves, 24 de noviembre de 2016

MIENTRAS RESPIREMOS.






La disputa de unos ojos en celo,
las horas muertas en el ambulatorio,
el incienso oculto tras las sábanas.

Hacer el amor con la vecina,
súbito pacto,
pender de arrugas en el cielo
y soledades de aguardiente.

Colecciones de poesía hibernando,
la grieta recorre el contrabajo,
la música lo es todo.

Y mientras respiremos, la ciudad
hablará en nuestro nombre

por encima de idiomas,
de barras y juicios pendientes

me dijiste -yo te empujo a la noche-.


Nos veremos en otra canción

dónde no puedan vernos.

https://www.youtube.com/watch?v=m5b3uOOrRb4

martes, 1 de noviembre de 2016

CANCIÓN URGENTE II



Viendo desfilar la noche dónde ya no estás
plagada de memoria y arte.

Ya no escribo jodidamente triste
y sin embargo me sigue pareciendo oro.

Tu ausencia, la mascota de todos,
ese hervidero de preguntas en la despensa.

El amor incondicional que sentíamos
resumido en cuatro barras.

Salir de ese habitáculo lleno de sombras,
habitar al hombre mudo y empujarlo.

Mañana volveré a poblar tus cuencas oculares 
con una canción urgente,

vomitados al mañana más decrépito,
compartiendo ansiedades.

Siempre hay alguien ahí fuera
y nosotros expuestos a la fatalidad del mundo.

Siento la humedad de la cosecha,
la vanalidad del tiempo angosto.

El pesimismo antropológico,
una vez más lleno de dudas

en el centro de mi jardín botánico,
recogiendo flores muertas.

https://www.youtube.com/watch?v=_KAwqpuxNNo

domingo, 4 de septiembre de 2016

SEPTEMBER SONG.







En el primer Domingo de Septiembre hay una luz
más sin alcohol no puede ser lo mismo nunca.

Cicatrices como puntos suspensivos,
secuelas y tres millones de hijos míos
esparcidos en mis sábanas viejas.

El rostro envilecido a través de las sombras
-devuélveme la vida le dije al metre-
andando por el borde de mi existencia
me recreo en los abismos,
bailo en el péndulo.

Quiero saber si soy yo
huyendo calle abajo pero no contestan.

Eco está volviéndose de piedra,
los amantes escriben con las manos cortadas
su profecía y su lamento.

No te reconozco, no me reconoces,
me están queriendo tanto en otro círculo
que lo veo todo nítido.

Violé mi libertad en otros labios,
sucumbí al peso de la tregua,
la infatigable sinrazón de vomitar
hacia uno mismo.

Y me quedo en blanco en esas calles,
¿qué nace de la nada al hombre
y del hombre al verbo?.

No ha sido divertido jugar en la mierda,
asumir los imposibles,
dejar que prescriba la canción definitiva.

Pero mírame, tan limpio en esos ojos,
comedido y santo, con ganas de quedarme,

buscando a las personas y no los lugares,
amando los momentos gratos
y no los suicidios colectivos.

Mírame pensando en la próxima vez

que alguien me devuelva a la ciudad.




https://www.youtube.com/watch?v=oVQfbT8HGg4&spfreload=5

domingo, 24 de julio de 2016

DEMONIOS.









Despierto de la muerte
en cada sueño.


Allí encontrarás mi corazón en el mercado negro
de una Bagdad en ruinas


luchando con demonios internos,
cubierto por huellas ancestrales,
enlagunado hasta el tuétano


donde habita la soledad fingida,
la balada hermética,


la niebla desparramándose
en tus senos firmes.


El amor del niño y la teta,
prisionero del tiempo cabalgando la infancia,


noche sin respiración,
alma sin rumbo, memorias en la barca


hasta tornar el sueño en pesadilla,
rendirse al juicio de los días


y evitar tu nombre.

martes, 12 de julio de 2016

CLOSED.






Yo te miraba con los ojos muertos
y te juro que paraba el tráfico
buscando tu aliento,
tu mano temblorosa.

Yo me descorchaba para ti
en el punto exacto dónde
ya volvíamos de algo,

desconocidos esperando nada,
mi boca en tu pequeño mundo abierto,
tú perdida en una isla,
yo varado por la noche

y en todos los bares te reconocía,
la otra parte de esta extraña pareja,
el humo y los gin-tonics y el segundo triste
dónde te vi volcar toda una pena.

Luego me extravié y nadie me trajo,
no te pedí clemencia,
no te borré las huellas.

Una década después
pueblo con mi semen todo el bosque.

Bebo de tus poemas
como si fueran ríos de lluvia,

te extraño en la tibia madrugada,
escucho tus silencios convertidos en versos,
empiezo a olvidar el camino a casa.

Yo, que te cuidaba en la última luz
de la ciudad,
en la apología de los cuerpos tristes,
en la mitad del huracán que fue mi éxodo.

Con mi alma vertida hacia mí mismo
y todo el amor del mundo derribándome.

Te he querido y bien lo sabes,
a veces pienso en regresar
pero ya no hay dónde,

aquel parque ya no viste nuestras ropas,
los cantantes han callado para siempre
y el hostal sufre sus camas separadas.

Estoy dentro de esos años que no puedo darte,
las piedras en las manos agrietan el cartel
-veinticuatro horas
siete días a la semana-.

Madrid ya es para otros,
el Carmen, un desierto,

y todo lo demás camina en otros rostros,
otras inquietudes, nuevas preguntas,

terrazas de verano dónde llorar fracasos,
dónde cruzar el ártico, renegar del tiempo

y escupirnos a la cara

qué lejos lo tuvimos
siempre.


https://www.youtube.com/watch?v=q1xldoF9Ou8

martes, 7 de junio de 2016

DIOSES Y MONSTRUOS.

 



Despídete de la vida cada noche.

Ama el proceso, lento y turbio,
de alejarte de una fábula.


Deshazte del hombre amargo
tras la copa de vino,


renúncia al vértigo indispuesto,
evita tentaciones.


Huye del abismo y grita

porque detrás de la locura
ya eres libre


entre dioses y monstruos.

Todo el cosmos conspirando
bajo la mano errante que vierte tinta
y necedad.


Sólo es amor lo que me sobra,
tiempo varado y descompuesto


-súplica desencadenada-

que mira de frente al horizonte,
que exhala, guerrera y mansa


el mismo final en otros cuerpos,

la imposible redención
que me proyectas.



 https://www.youtube.com/watch?v=GnLJNr2cixo

viernes, 6 de mayo de 2016

NECESIDAD.




Fuera de mí recorro la ciudad
como un pálpito roto.

La veo caducar en cada recuerdo,
hago que nazca el tiempo al abrir los ojos

y es una luz tenue que ya no compartimos,
ya no siento la pertenencia,
cruzo la ciudad y ya es de otro.

Huyo de todo lo invisible,
me detengo en cada semáforo
junto al animal rojizo que me eleva

por encima de la muchedumbre,
de las señales de tráfico y los hombres
arrinconados en sus míseras vidas.

He estado cerca de tu casa
a miles de kilómetros de mi norte.

Y me ha asustado pensar
que la voraz desidia me atenace,

implacable bestia sedienta
vestida el día de tu boda de distancia.

Has escrito una ley no escrita,
has volado sobre el cielo abierto,
has sellado cartas sin correspondencia.

Alguien me ha tragado para siempre
y me engulle hasta la médula del miedo,

aquella luz turbia en mi cárcel interior,
tu voz al final de la escapada

hoy grito pero no contestas,
concédeme ese baile de los muertos.

La trampa que nace de la necesidad,
la mano amiga que me sujetaba
entonces.

Lo que ya ni siquiera pudo sobrevivir
a Nosotros.

https://www.youtube.com/watch?v=qRmM4gPZMyQ