martes, 1 de noviembre de 2016

CANCIÓN URGENTE II



Viendo desfilar la noche dónde ya no estás
plagada de memoria y arte.

Ya no escribo jodidamente triste
y sin embargo me sigue pareciendo oro.

Tu ausencia, la mascota de todos,
ese hervidero de preguntas en la despensa.

El amor incondicional que sentíamos
resumido en cuatro barras.

Salir de ese habitáculo lleno de sombras,
habitar al hombre mudo y empujarlo.

Mañana volveré a poblar tus cuencas oculares 
con una canción urgente,

vomitados al mañana más decrépito,
compartiendo ansiedades.

Siempre hay alguien ahí fuera
y nosotros expuestos a la fatalidad del mundo.

Siento la humedad de la cosecha,
la vanalidad del tiempo angosto.

El pesimismo antropológico,
una vez más lleno de dudas

en el centro de mi jardín botánico,
recogiendo flores muertas.

https://www.youtube.com/watch?v=_KAwqpuxNNo

1 comentario: